LA FORMA BRUTA


Aby Warburg sostiene que el discurso histórico nunca nace, que siempre puede volver a comenzar. El pasado, según Warburg, es algo tanto descubierto como inventado y no es más que el mero producto de un inventor de la historia (el historiador), quien reconstruye la ausencia de su objeto perdido y da forma, desde su punto de vista y contexto, a un relato. La Forma Bruta mira hacia nuestros orígenes, investigando la representación a través del Museo. El proyecto relaciona objeto, dispositivo de exposición y el punto de vista de quien observa. Se trata de (re) imaginar la Historia a través de las imágenes, entendiendo que el presente lleva la marca de múltiples pasados y que nuestra historia tiene el poder de cambiar.